Visitamos la Planta Piloto de Tratamiento de Pilas

hemos visitado las instalaciones de la Unidad Plapimu , dependiente de la Comisión de Investigaciones Científica (CIC), en la cual se ha creado la única planta de tratamiento de pilas del país, entre la Facultad de Ciencias Exactas y la CIC de la Provincia de Buenos Aires.

La planta ha sido  diseñada  respetando los principios de ser eco compatible y respeto por el medioambiente.

El Ing. Soto, quien nos recibió en la planta, expreso que la idea fue desarrollar un proceso que permitiera recuperara los metales presentes en las pilas agotadas logrando así un doble propósito, evitar la contaminación de suelos y aguas subterráneas y recuperar los metales para su reutilización, disminuyendo la explotación minera y la contaminación en la producción de los mismos.

Se optó por una tecnología basada para la disolución de sus componentes y una posterior separación para recuperarlos. Para evitar contaminaciones se eligió un método biotecnológico para la obtención del ácido sulfúrico por oxidación de azufre elemental con bacterias. El equipo original explicó que este consta de un biorreactor en donde crecen las bacterias mineras que producen el medio ácido para extraer los metales de las pilas, proceso que se realiza en un segundo reactor tipo tanque agitado, llamado reactor de lixiviación. Luego el lixiviado obtenido se filtra y se pasa a un tercer reactor, que es donde se realiza la separación y recuperación de los metales presentes mediante distintos métodos.

Una particularidad de estas bacterias es que no sólo pueden vivir en condiciones de acidez intolerables para otras especies, sino que como producto de su metabolismo energético producen ácido sulfúrico, compuestos reductores y compuestos oxidantes. Además pueden crecer y vivir normalmente en ambientes con altas concentraciones de metales pesados.

No existen en el país otras plantas de tratamiento de pilas para la recuperación de metales. Hasta donde conocemos, no hay en el mundo una planta que utilice la tecnología desarrollada ,nos expreso el Ingeniero.

Los metales recuperados pueden ser reinsertados a la industria para su reuso, de esta forma, se transforma un residuo tóxico en algo aprovechable de diversas maneras y con residuos totalmente no contaminantes.

La planta tiene una capacidad de tratamiento de 100 Kg por mes de pilas alcalinas.

Compartí esto por…
FacebookTwitterWhatsAppPinterestGoogle+Blogger PostWordPressEmailPrint