La UNESCO declaró el 17 de Mayo como el Día Mundial del Reciclaje. Oportunidad para recordar la estrategia de Reducir, Reutilizar y Reciclar, que busca reorientar el comportamiento de todos los ciudadanos con vista a mejorar el medio ambiente.

Los Días Mundiales o Internacionales pretenden poner el foco en aspectos sobre los que generar conciencia, reorientar el comportamiento de los ciudadanos. El 17 de mayo le corresponde a la acción del reciclaje referido a todo tipo de residuos. De igual forma se potencian la reducción y la reutilización, como actividades previas necesarias al descarte selectivo que hacemos cuando reciclamos.

Cada año son más los países los que se suman a la iniciativa. Con ella pretendemos proteger el entorno, ya que cuando reciclamos reducimos el consumo de petróleo, agua, emisiones de CO2 y energía. El reciclaje conlleva también la creación de empleos y evita la generación de toneladas de basura.

Los residuos útiles reciclables son muchísimos, desde latas y botellas de plástico, pasando por papel y cartón, vidrio, pilas o incluso tubos fluorescentes. Prácticamente todos los útiles de nuestro día a día son susceptibles de reciclarse, ya que en los puntos limpios se desarman artículos complejos, como electrodomésticos, y se dividen en materiales para darles una segunda vida.

Compartí esto por…
FacebookTwitterWhatsAppPinterestGoogle+WordPressEmailPrint